Entradas

Anoche anduve sobre las aguas - Irene Gracia

Imagen
*Una de las peculiaridades que tiene el estar largos ratos a solas detrás del mostrador, es enfrentarse al bombardeo de pensamientos y sensaciones que urden inmisericordemente complejas realidades en el interior de la cabeza. Hace unos días, mientras el hilo musical del quiosco radiaba una versión ampliada de la beethoviana obra, «Para Elisa», me tiré largo rato pensando qué tipo de elucubraciones pasaría por las cabezas de aquellos heladeros londinenses que, hace unos años, comercializaron un helado compuesto en su mayoría de leche humana.  La pieza seguía sonando, y lo que a pesar de mi mal oído comenzó siendo una agradable melodía, mudó a una molesta repetición de notas que se adherían bailonas al subconsciente de mi cabeza; algo similar a una borrachera de insomnio. Ahora, previo a comentar esta novela de Irene Gracia, encuentro relación en alguno de esos sucesos; y es que la protagonista de Anoche anduve sobre las aguas, también fue criada con leche humana, pero no como la que im…

Galveston - Nic Pizzolatto

Imagen
*Informa la prensa que las oscilaciones climáticas que sufrimos a diario, están colapsando las consultas pediátricas, siendo relevantes los altos porcentajes de amigdalitis. Escuchar esa noticia desde el quiosco de los helados es rememorar la extraña sensación que me producía ver, la alegría contenida con la que mis muchos compañeros escolares de edades tempranas pregonaban por la clase la gran cantidad de helados que habían engullido en los días siguientes a la intervención en la que les extirparon las anginas. A pesar de este «premio de consolación» posteriores estudios han puesto en duda los beneficios de esta operación, haciéndose ya solo en casos excepcionales, una vez descubierta la importante misión que las amígdalas cumplen fortaleciendo el sistema inmunitario de nuestro organismo. ¡El cuerpo humano está lleno de complejidades! Muy cerca de las anginas, por debajo de la lengua, se encuentra el hueso hioides, único hueso del cuerpo humano que no está unido a ningún otro; religa…

La tregua - Mario Benedetti

Imagen
*Los días pasaban y continuaba tomando notas de cuanto ocurría. Es curioso la de cosas que se observan desde el otro lado del mostrador. Si tuviera que definir una característica común al cliente tipo, esa sería la sonrisa. Gente dispar, sin parecido apreciable, luciendo idéntica expresión a la hora de pedir su helado. Creo que es la sonrisa de la felicidad. Y me sorprendo pensando el porqué al escuchar esa palabra, «felicidad», automáticamente imaginamos otra vida distinta de la nuestra. Acaso la tenemos tan idealizada que nos cuesta trabajo dar con ella y la consumimos mientras seguimos añorándola. Una cosa tengo clara, si algún día descubro que esa sonrisa no era la de la felicidad, no tendré dudas, era la de La tregua.

Las primeras páginas de este libro se me hicieron demasiado monótonas. El palpable pesimismo, unido al formato de diario en que se desarrolla la novela, estuvo a punto de precipitar el cese de la lectura. Por suerte cuando esto sucedía, saltaba una chispa, una genial…

Ama, ama, y ama, y ensancha el alma ~ Manolo Chinato

Imagen
Quisiera que mi voz fuera tan fuerte que a veces retumbaran las montañas y escuchárais las mentes social-adormecidas las palabras de amor de mi garganta.
Vivís en una noche sin estrellas andáis un mismo camino, cuan orugas, y os vais dejando pudrir en las entrañas los caminos de libertad de vuestra alma.
Hay que dejar el camino social alquitranado porque en él se nos quedan pegadas las pezuñas hay que volar libre al sol y al viento repartiendo el amor que tengas dentro.
De pequeño me impusieron las costumbres me educaron para hombre adinerado pero ahora prefiero ser un indio que un importante abogado.
Abrid los brazos y la mente, y repartíros, que sólo nos enseñaron el odio y la avaricia, y yo quiero que todos como hermanos compartamos amores, lágrimas y sonrisas.
¡Ama, ama, y ama, y ensancha el alma!

Manuel Muñoz Sánchez




La vida contra las cuerdas ~ Luis J. Esteban Lezáun

Imagen
Dejó impreso Jacinto Octavio Picón en su «Lázaro: casi novela» que «la vida es combate de pasiones que unas a otras se hieren y lastiman». Con esta acústica de fondo, Luis J. Esteban Lezáun nos presenta en una doble trama, La vida contra las cuerdas, una fábula de combates, pasiones y heridas. A través de nueve de los diez capítulos / rounds, el autor va desgranando dos historias de lucha distanciadas quince años que conviven en paralelo; la final del Campeonato Mundial de Boxeo por el título de los pesos medios y el periodo de adolescencia de un muchacho de pueblo, confluyendo ambos hilos en el definitivo décimo round, entre las doce cuerdas del cuadrilátero.
«Recuerdo la primera lección del Jefe, hace más de una década. El boxeo es como la vida, me dijo, lo importante no es golpear, sino evitar que te muelan a hostias.» Caesars Palace, Las Vegas. Combate televisado que confirmará a Mister KO en el trono mundial de los pesos medios; sus últimos dos contrincantes fallecieron a consta de…

El corazón de los caballos ~ Pablo Hermoso de Mendoza

Imagen
Las historias de la gente de campo han de contarse con la sencillez y cercanía precisas para disfrutarlas sin necesidad de recurrir a interpretaciones o tecnicismos que las desvirtúen; El corazón de los caballos está narrado con esos criterios. Pablo Hermoso de Mendoza, el hombre que cambió la concepción del toreo a caballo, se apea del mismo para deleitarnos con una aventura real, que, más que una temprana autobiografía, es un compendio didáctico y muy ameno, orbitado alrededor del caballo; doma, crianza, anatomía, veterinaria, equitación, psicología y muchas caricias, «la violencia no sirve de nada en este mundo, y menos con estos animales».
De familia muy humilde, Pablo se enfrentó a la vida escolar (y militar) con la rebeldía de un potro sin domar en manos de un mal domador; «para mí tanto la escuela como el cuartel fueron dos cárceles en las que nunca entendí por qué tenía que estar encerrado».  La relación con su padre, tratante de profesión, era dura para un niño que desde edad…

Salvar a Mozart ~ Raphaël Jerusalmy

Imagen
Reza un viejo proverbio oriental que es fácil matar al emperador si no tienes miedo a morir en el intento; Otto Steiner, protagonista principal de Salvar a Mozart es un firme candidato a intentarlo. De mediana edad, ascendencia judía y enfermo de tuberculosis, pasea su soledad entre los muros del sanatorio que le arropan a modo de sudario mientras se aferra a la música como única conexión con este mundo. Reconocido musicólogo, cuando puede se escapa extramuros y asiste a algún concierto, siendo estas breves huídas, unidas a las visitas que recibe de su amigo Hans y de la arrendataria de su vivienda, la escasa percepción que le llega de la realidad exterior.

La obra se desarrolla sobre el diario que Otto relata furtivamente entre julio de 1939 y agosto de 1940, al que une algunas cartas escritas para su hijo. En sus páginas va desgranando las miserias que se suceden en ese lazareto salzburgués, donde sin haber llegado a morir, permanece desterrado del mundo de los vivos.

«No me queda nad…